Todo pasa, todo vale