Suscriptor digital

Todos quieren tener a Tyson

Sus representantes recibieron ofertas de Europa y Asia para ser escenario de la próxima aparición.
(0)
31 de enero de 2000  

MANCHESTER.- Quieren anotarse todos. Hacen fila, ahora. Nadie quiere perderse aunque más no sea un pedacito del futuro a corto plazo de Mike Tyson. Porque el gran Hombre de Acero está otra vez en carrera para volver a ser el más malo del planeta. Y, bien lo saben todos en el mundo de los puños, Tyson es promoción, dinero..., salvación.

Desafío máximo era superar la prueba sin recaer en el escándalo, algo que lo hubiera crucificado. Más allá de ese pobre rival que fue el inglés Julius Francis, que visitó la lona cinco veces antes de que el árbitro decretase el knock-out técnico en el segundo asalto.

Con nueve millones de dólares en el bolsillo -la bolsa por la victoria de anteanoche-, Iron Mike deshojará la margarita de rivales que se ofrecerán ante su convocante y marketinera figura.

Hasta la mítica Torre Eiffel se muestra disponible para los furibundos ganchos del golpeador de Brooklyn. Sí, el símbolo parisiense podría ser escenario para que Tyson se enfrente con su compatriota Lou Savarese. Al menos, eso es lo que cree el promotor francés Michel Acaries, quien reconoció:"Me reuní con Shelly Finkel (manager de Tyson) y discutimos sobre esta posibilidad".

También se habla de que podría tener lugar el 25 de marzo próximo, en Nueva Jersey.

Claro está que a Tyson no le interesa demasiado quién será su oponente. El está convencido de que su objetivo es reconquistar las coronas de los pesados que están en manos del inglés Lennox Lewis (FIB, AMB y CMB).

"Me da lo mismo quién sea el nuevo rival. Sólo tengo un objetivo: este año quiero ganar el título mundial", comentó Tyson.

"Este año", destacó. Aunque parece ser que tendrá dificultades para cumplirlo, según se traduce de los dichos de Frank Maloney, manager de Lewis. "No pienso en absoluto en hacer este año una pelea con Tyson", señaló el promotor.

Entonces, cabe pensar en la posibilidad de que Iron Mike vaya por la corona de la OMB, cuyo propietario es el gigante ucranio Vitali Klistchko. Tyson ocupa el primer lugar en el ranking de esa organización y, como retador oficial, debe decidir si se mide con el Tifón de Ucrania, aunque hace unos días afirmó que nunca pelearía en Alemania, país donde Klistchko está radicado.

"Mi próximo par de peleas será en Europa", dijo a modo de despedida Tyson, antes de embarcarse ayer rumbo a los Estados Unidos. Ofertas no le faltan. Según Jay Larkin, de Showtime, la empresa que tiene contrato para televisar los combates del Hombre de Acero, los ofrecimientos llegaron desde Copenhague, Amsterdam, París y algunos países asiáticos. El pesado más convocante está de regreso. Y todos quieren tenerlo en su casa.

Ríos, campeón sudamericano

MAR DEL PLATA.- El santafecino Carlos Ríos consiguió el título sudamericano de los plumas tras vencer por puntos al colombiano Esteban de Jesús Morales, en el club Quilmes, de esta ciudad. Las tres tarjetas vieron ganador a Ríos, por 120-115, 118-112 y 117-113. El título había sido dejado vacante por Claudio Martinet.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?