Banganyko sorprendió a todos

El primer hijo de la recordada Tanganyika superó por un cuerpo y medio a Alghero, tras un fuerte avance
(0)
30 de diciembre de 2009  

LA PLATA.- Fue un final sorprendente el del clásico Clausura (G 2-2000 m), ayer en el hipódromo de esta ciudad. Porque el favorito Alghero parecía tener todo controlado, después de resistir el asedio de City Thunder la mayor parte de la recta. Y porque Banganyko, que parecía que no lograba acelerar pese a haber quedado libre en los albores de la recta, arrancó fuerte a 150 metros del disco y pasó de largo, para quedarse con el triunfo.

Contó con nuevo intérprete para su mejor conquista el hijo de Incurable Optimist y la recordada Tanganyika. Fue Pablo Arenas quien reemplazó a José Ricardo Méndez en la silla del alazán. Jinete y caballo se conocieron sólo la mañana anterior, en un galope largo en la pista del Bosque.

Comentó Arenas: "Me pidieron que lo trajera tranquilo y aprovechara su atropellada y es por eso que lo esperé hasta los 300 metros. Veníamos por adentro y cuando lo busqué no adelantó como esperaba, pero apenas lo saqué de los palos se embaló y alcanzó fácil".

Hasta ahí, el otro caballo del equipo liderado por Néstor Yalet que corría había marcado de cerca al puntero. Fue a mitad de codo cuando City Black renunció y Alghero recuperó aire en la delantera. Pero no sería por muchos segundos, pues enseguida apuró la marcha City Thunder y fue necesario que Horacio Karamanos le reclamara el último esfuerzo al líder para sostenerse delante del potrillo.

Lo consiguió, pero esa férrea defensa de la posición quedó en segundo plano cuando el ataque de Banganyko dejó a ambos discutiendo por el placé. En la meta hubo un pescuezo entre ellos, a un cuerpo y medio del ganador.

Luego de su pobre desempeño en el Carlos Pellegrini, en el que terminó a cuarenta cuerpos, el rápido regreso al Bosque le permitió a Banganyko recuperar el protagonismo en el escenario donde mejor se siente.

Para Karamanos, el favorito "se cansó en el final"

Lesionado Mario Leyes, el que tomó la responsabilidad de montar a Alghero ayer fue Horacio Karamanos. Tras el segundo puesto, el jinete comentó: "Vino cómodo, casi a voluntad con los parciales, y sólo lo hice correr de firme en los 400 metros. Se cansó al final, pero tiene mucha calidad y va a recuperar su mejor nivel, seguro".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.