Buen Festín, incontenible en el final