Carissima Juli, en el disco

El triunfo de la hija de Caro Lover sobre La Pandita fue seguido desde el hipódromo por pocos espectadores
(0)
21 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Acaso la mejor imagen para pintar cómo resultó la fecha de carreras de ayer en el hipódromo local la entregó al público, que repartió su atención en seguir lo que ocurría en la pista y en observar por televisión lo que sucedía con los disturbios en la Plaza de Mayo y la dimisión del presidente Fernando de la Rúa.

Por lo demás, el programa transcurrió sin sobresaltos, con poca gente en las tribunas, los estacionamientos casi vacíos y sin que las ventanillas de juego recibieran muchas apuestas.

Las agencias, incluso, funcionaron con normalidad; entre ellas la de Royal Ascot, ubicada en el pleno microcentro porteño, aunque no escaparon a la tendencia de recibir escasos aficionados.

El Bosque, dicho sea de paso, no necesitó de refuerzos policiales para garantizar la seguridad del espectáculo.

La carrera más importante de la reunión, el handicap Platería (1100 m), fue para Carissima Juli , que definió la prueba en su favor por el pescuezo sobre La Pandita.

La ganadora corrió de menor a mayor, detrás de Sacra, La Taconera y La Pandita, para acelerar su marcha en la recta final.

En ese tramo, La Pandita dominó la situación, pero pronto Carissima Juli se lanzó en su búsqueda.

A 70 metros del final, la hija de Caro Lover, montada por Juan Carlos Noriega, dio caza de la puntera con ánimos de ganadora. No obstante, su rival ofreció resistencia y sólo pudo batirla por el pescuezo al cruzar el disco.

De tal manera, Carissima Juli compuso su imagen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.