Certezas e ilusión en las opiniones

El Unzué, la prueba de pronóstico difícil
(0)
13 de diciembre de 2001  

Pasado mañana, el Pellegrini y los dos grandes premios que lo acompañarán en la sensacional reunión de San Isidro tienen matices especiales.

El Félix de Alzaga Unzué (G I-1000 m) parece el de más difícil pronóstico y entonces se impone prestar atención a opiniones como la de Roberto Bullrich , entrenador de Mister Phone : "La partida fue buena y tuve suerte de poder elegir una largada exterior (sale desde el puesto 16). Es un caballo que corre en cualquier cancha. Tengo muchas esperanzas".

Coco tiene a Renombrado Tom en el Pellegrini, donde la situación es distinta: "Está en un baile bravo. Hay que traerlo escondido y ver qué pasa. Es un lance", explicó.

Edwin Talaverano tiene en la recta una carta fuerte con Petite West , que trabaja en La Plata, pero el peruano está al tanto de todo. "Hasta el día de la carrera es responsabilidad del entrenador, pero desde la largada es mía. El partidor abierto no será problema (larga desde el 18). Trataré de ir ubicándola por dentro de a poco", comentó el jinete, sin olvidar que la suelta no es el fuerte de la notable yegua.

Sobre Lac Azur, al que dirigirá en la prueba máxima, dijo: "Me gusta porque va bien a la distancia y el césped le viene mucho mejor que la arena. Como siempre, correrá de atrás y va a ser peligroso". En cuanto a Lotrenz , en el Anchorena, Talaverano fue más cauto, aunque se ilusiona con una buena carrera.

En esa milla estará Lord Card , un prodigio de 7 años que viene de ganar por segunda vez el Gran Premio San Isidro. Analiza Ernesto Romero , su cuidador: "Está diez puntos. La carrera es brava pero él también es muy bravo. Tiene la ventaja de la experiencia y de que puede correr en cualquier puesto en el desarrollo".

Juan Noriega volverá a la silla de Venusino en el Unzué: "Tuve que dejarlo por Star Cross. Es veterano, pero está sano y va a correr bien". El cordobés se animó a entusiasmar con John Dual , para el Pellegrini: "Está bárbaro. Ninguno de los caballos viejos le puede ganar; lo veo definir. Por supuesto, respeto a los potrillos", sostuvo.

Dos brasileños

Dos jinetes brasileños vendrán para el Pellegrini: Carlos Lavor y Marcelo Cardoso dirigirán a Bergonzi y Desert Dancer. El primero ganó tres veces el Gran Premio Brasil, la carrera en la que Cardoso (estará también en la milla, con Cap Ferrat) venció este año, con Queen Desejada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.