Contá un Cuento se esforzó y tuvo un final feliz en Palermo

Montada por Juan Carlos Noriega, venció por medio pescuezo a La Número Uno en el clásico Miguel y Tomás Juárez Celman, sobre 1600 m de césped
(0)
22 de febrero de 2015  

Sólo había que esperar. Se sabía que la yegua Contá un Cuento tenía potencial para imponerse en carreras de las difíciles. Y el tiempo llegó. Fue ayer, en Palermo.

Contá un Cuento ganó sólo una de las nueve en que participó el año pasado. De las que perdió, arrimó casi en todas. Eran clásicos selectivos. Ahora se transformó. En dos meses, corrió tres y terminó primera. Invicta en el año y también en la pista de césped.

El clásico Miguel Ángel y Tomás Juárez Celman fue una carrera con rivales ásperas. Ganarla significaba ponerse arriba en el ranking de las milleras. Contá un Cuento venía de dos triunfos en divisiones menores, por la cabeza. Ahora, otra vez, tuvo que pelear antes de que los suyos se sacaran la foto.

A 200 metros del disco, pocos creían que pudiera perder Subtlety. Le había sacado la punta en pleno codo a una millera con mucha velocidad como Norina e ingresado en la recta armada, con acción ganadora. Por entonces, el acecho de Sand Puce, desde la segunda posición, no llevaba demasiado peligro, y Moon Sale, por los palos, tampoco inquietaba.

Noriega, el jockey, había viajado entre las de atrás durante la primera parte de la carrera con Contá un Cuento, donde también descansaba La Número Uno, con Zacarías. Las patas no le habían dado como para meterse en la lucha temprana.

Hubo que tomar decisiones al entrar en la recta. Chupino optó por ir por afuera de Subtlety; Zacarías apostó al carril interno, por donde se avanza más rápido si todo está despejado. De todas maneras, parecían correr por el segundo puesto.

Pero se paró de golpe Subtlety y hubo premio, entonces, para las que insistieron hasta el final. Pasaron de largo y definieron separadas por medio pescuezo.

Fue, entonces, tercera victoria seguida para Contá un Cuento y por segunda vez consecutiva La Número Uno terminó en el sitio de las escoltas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.