Controles: en busca de unificar

Expusieron los hipódromos de la región y hubo una destacada intervención del inglés Edward Houghton
(0)
17 de diciembre de 2009  

Nos une el amor por el caballo y el deseo de mejorar la raza", dijo Horacio Bauer, presidente del Consejo Técnico Ejecutivo de la Organización de Fomento del SPC (OSAF), al abrir el Primer Encuentro Americano de Laboratorios de Control de Sustancias Prohibidas en Equinos, que aquella entidad organizó en el Hipódromo de San Isidro.

Ese, ni más ni menos, es el objetivo cuando se trata de controles. La uniformidad, el intercambio de información, el mejor uso de la tecnología. Edward Houghton fue el que concitó la mayor atención de los asistentes en ese sentido. El inglés es licenciado en Química y doctor en Química Sintética y disertó en su calidad de presidente del Comité Asesor sobre Sustancias Prohibidas de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas (IFHA).

"Necesitamos superar las fronteras, mejorar la confianza; si no lo hacemos, las violaciones a los reglamentos serán más fáciles", explicó en una parte de su intervención, dedicada a la armonización de políticas de medicación entre las principales naciones miembros de la IFHA.

También se refirió al artículo 6 del primer acuerdo que confeccionó un inventario de reglas, en 1966, al que adhieren cuarenta y seis países: "Allí se definen las sustancias que influyen en diez funciones de los animales y se habla de los umbrales, de las concentraciones mínimas admitidas".

Aquí, Houghton introdujo un concepto de "tolerancia cero" que, reconoció, "suele ser una ilusión; todo depende de la sensibilidad analítica del laboratorio: por caso, se pasó de hallar un anabólico androgénico a cuatro".

El profesional visitante recorrió el laboratorio del hipódromo de San Isidro con el resto de los participantes del encuentro y no escatimó preguntas para Patricia Porto, jefa del servicio, y su equipo. Cuestiones técnicas que los pusieron a prueba y de las que sus colegas argentinos salieron airosos. Al igual que las instalaciones y el equipamiento. "Estoy encantado de lo que vi aquí", enfatizó Houghton. Esa sensación continuó 24 horas más tarde, durante la jornada del Pellegrini, en la que participó de las premiaciones.

"Queremos sumar muchos países, así que los esperamos", cerró Edward Houghton su intervención. Luego, Bruno Quintana, presidente del Jockey Club, clausuró las deliberaciones: "Tenemos que agradecerle a Houghton y a todos los que participaron por ayudarnos a mejorar nuestro trabajo", y completó con una frase que reflejó el espíritu de la iniciativa de la OSAF, que también preside: "Espero que se abra un capítulo de periodicidad".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.