"Correr el Carlos Pellegrini ya sería una victoria para mí"

Jorge Ricardo podría reaparecer esta tarde, como preparación para la gran carrera del sábado en San Isidro
Carlos Delfino
(0)
7 de diciembre de 2009  

No fue un domingo más para Jorge Ricardo el de ayer. No sólo por el asado que disfrutó en compañía de su familia y amigos en el haras La Pasión, sino porque pudo ser el prólogo de su regreso a las pistas.

El brasileño lleva cinco meses sin competir, tiempo que transcurrió desde que comenzó a tratarse en su país de un linfoma. Para esta tarde tiene dos compromisos de monta en Palermo, el hipódromo en el que volvió a montar cuando regresó a la Argentina hace dos semanas, con el objetivo de correr el sábado próximo la carrera más importante de América del Sur.

"Correr el Carlos Pellegrini ya sería una victoria para mí. Estoy ansioso como un aprendiz que recién arranca, principalmente porque nunca estuve tanto tiempo parado", asegura el jinete, que hoy volverá a madrugar y hará en auto el puñado de cuadras que separan a su departamento de Palermo hasta el hipódromo.

"Al principio me costó, pero todo salió mejor de lo pensado. Si me siento bien cuando trabaje dos o tres caballos a la mañana y el médico me lo permite, a la tarde corro a Ghegho y a Quiero Creerte", revela Ricardinho. Se refiere a un potrillo y una potranca de Rubio B, la caballeriza con la que a estas alturas tiene un compromiso más afectivo que por contrato.

"Mi intención siempre fue volver para el Pellegrini y para eso venía trabajando. La idea es correr algunas más el miércoles y el viernes. Además, me ofrecieron una yegua para el jueves", señala, y de inmediato hace una evaluación de su presente: "Ahora estoy entre 6 y 7 puntos. Me falta agarrar ritmo. Para nosotros, los atletas, no es lo mismo trabajar que competir y en mi caso, además, no es que vengo de un accidente, sino de un tratamiento que te baja las defensas. Es una situación distinta a todas las que pasé".

Como sucedió cuando rodó con Flymetothemoon en el último Latinoamericano, en San Pablo, Ricardo podría reaparecer otra vez antes del plazo previsto. "Mi vida es el turf. No me imagino haciendo otra cosa. Mientras estuve en Río de Janeiro seguía las carreras importantes por Internet y pensaba que yo podía estar ahí, pero sabía cuáles eran mis límites en ese momento y no me iba a deprimir", menciona, ahora ilusionado con la vuelta. Después, ya habrá tiempo para pensar en el récord mundial.

El clásico Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (L-1800 metros), la carrera de mayor jerarquía de hoy en Palermo, será el mayor desafío de su campaña para Sei Más (1m30s1/5 los 1400 m, sin mayores exigencias, y 48s2/5 los 800 m, 4a. pista), que lleva dos éxitos en serie y confirmó sus progresos en privado. Tendrá cinco rivales el hijo de Potrillón.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.