Carreras / Palermo. Dear Blessing fue todo un batacazo