San Isidro. El hábito de Alumbrado