Clásico Apertura. En cancha nueva, un duelo con Miss Pinky