Fisiquera tuvo su merecido premio

Cargó en los 300 m y dominó en lucha
Cargó en los 300 m y dominó en lucha
(0)
24 de enero de 2002  

Las yeguas veloces se han acostumbrado a brindar muy buenos espectáculos en San Isidro. Ayer, en el clásico Francia (G III), la única carrera del programa desarrollada en el césped, Fisiquera se impuso ajustadamente en el excelente registro de 53s88/100 para los 1000 metros.

La hija de Rainbow Corner alcanzó el sexto y más trascendente triunfo de su campaña al superar por medio pescuezo a Petite West , con Bauhauser al hocico en el tercer lugar.

Antonio Rivero mantuvo a la ganadora a la expectativa, contenida, mientras Queen´s Bench lideraba la prueba asediada por Doña Arequera. Desde los 300 m, el fuerte ritmo se intensificó y cargó abierta junto con Bauhauser, mientras Petite West se filtraba por dentro.

En los metros finales, la lucha entre las tres yeguas derivó en un desenlace cerrado y la zaina logró prevalecer a rigor del látigo. Su escolta, en otra tarea destacada, tuvo resto para mantenerse delante de la tordilla.

Muy valioso resultó, también, el tercer puesto de Bauhauser . Esta fue protagonista entre lo más selecto de la especialidad, pese a que sus antecedentes eran sólo dos victorias condicionales en igual cantidad de intentos.

A un cuerpo, cuarta arribó Queen´s Bench, con veloces parciales de 22s03/100 los 400 m y 42s35/100 los 800 m. La puntera no se entregó y es indudable que ha recuperado su mejor forma.

De todos modos, las palmas se las llevaron Rivero y Fisiquera, que merecía un éxito de este calibre hace tiempo.

Apuntes

Le gana a cualquiera . “Estamos muy satisfechos por el triunfo. La yegua había tenido muchos problemas físicos y nunca podía correr 10 puntos”. Son palabras de Juan Carlos Zubiri, cuidador de Fisiquera, la ganadora. ”Hoy le cambiamos la estrategia para aprovechar un tramo muy veloz que tiene. Cuando está con plena salud le puede ganar a cualquiera”.

Controlamos el trámite . Antonio Rivero, jockey de la ganadora, estuvo siempre confiado y en el momento justo buscó a su yegua para atropellar. “Nunca temí por el triunfo, en todo momento supe que íbamos a ganar”.

Mala suerte . Edwin Talaverano afirmó que la actuación de Petite West fue cuestión de poca fortuna. “Con una largada exterior, ganaba. La sentí incómoda hasta que pudo pasar a la puntera por dentro”.

Con proyección . ”Le faltó fogueo, creo que va a andar bien en el futuro”, dijo Luiz Villalba jockey de Bauhauser.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.