Fuerte caída en las apuestas

Hubo retracción a la hora de jugar y Palermo recaudó sólo 410.727 pesos, casi un 20% menos de lo esperado
(0)
4 de diciembre de 2001  

Si como están las cosas hoy tenemos una recaudación de $ 450.000 te juro que aplaudo como una foca."

Habían pasado unos pocos minutos de la primera carrera de ayer y Máximo Domínguez Alzaga, el presidente de la comisión de Palermo, no renunciaba a su ilusión, pero era consciente de que el poco efectivo en poder de la gente como para arriesgarlo a las carreras terminaría por "partirlos al medio", para decirlo usando sus palabras.

"Palermo necesita de una cierta cantidad de dinero en caja para poder operar, y lo que tenemos debemos cuidarlo", amplió, con lo que explicó, por ejemplo, por qué decidieron posponer por siete días el pago de premios y comisiones a propietarios y profesionales, que deberían haber hecho ayer.

Habitualmente, antes de comenzar cada reunión el hipódromo extrae del circuito bancario la suma necesaria para ponerse en marcha, pero la disposición que impide sacar más de $ 250 por cuenta amenazó y amenaza con traerle problemas.

"Esta vez zafamos, pero veremos cómo seguimos. Quizá tengamos que lograr alguna exención", apuntó.

La merma en las apuestas se notó desde temprano, con un hipódromo carente de aficionados y recaudaciones que ya en las dos primeras competencias bajaron un 30% respecto de los volúmenes habituales, síntoma que se prolongó durante toda la fecha y dio como consecuencia una entrada por apuestas de sólo 410.727 pesos, casi un 20% menos de una venta normal.

Para intentar manejar la falta de efectivo, Palermo ya analizó la posibilidad de instalar POS en algunas ventanillas y lograr que las jugadas se debiten de las cuentas bancarias de los apostadores; además de pagar los dividendos que superen un mínimo establecido con cheques.

Ese, justamente, fue el caso de Domingo, de San Martín, que acertó el Pick 4 y obtuvo una ganancia de $ 9718, aunque no pudo contar sus billetes como hubiese querido.

"Tengo una bronca bárbara. Pierdo siempre y el día que me toca acertar me la quiero llevar toda junta a mi casa", se lamentó el hombre.

San Isidro también estudiaba ayer el efecto que traerán las medidas.

"Estamos analizando cómo enfrentarlas", dijo Raúl Nelson, el presidente de la comisión de carreras, y anticipó que ya comenzaron a gestionar terminales electrónicas que permitan jugar con tarjetas de débito.

"No creo que las tengamos listas para la reunión del miércoles, pero las vamos a poner, y luego de los 90 días que duren las medidas quedarán como otra alternativa para poder apostar."

Situación límite

"Con estas medidas, la situación del turf se pondrá muy difícil y hasta pueden obligar al cierre de los hipódromos", declaró ayer Orlando Caporal, el interventor en el circo platese. El funcionario sostuvo que llamará a una reunión entre los tres hipódromos para analizar la nueva problemática.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.