José Santos dijo que su acusación es injusta

(0)
12 de mayo de 2003  

MIAMI (Especial).– "Es una historia totalmente estúpida, muy injusta. Quiero que mi nombre quede a salvo", declaró el jockey chileno José Santos antes de que su abogada, Karen Murphy, le recomendara no hacer más declaraciones a la prensa.

Santos se presentará hoy ante las autoridades del Derby de Kentucky, quienes investigan si el jinete ganador de la carrera con Funny Cide ocultaba en su mano derecha algún elemento prohibido, como comenzó a insinuarse a partir de la publicación de un artículo en el diario Miami Herald, acompañado por una fotografía que las mismas autoridades del hipódromo de Churchill Downs calificaron de sospechosa. En la imagen se observa una especie de mancha o sombra entre la mano del jinete y su fusta.

Durante los tramos finales del Derby, Santos cambió el látigo varias veces de mano y cuando cruzó el disco, incluso, levantó la fusta en señal de festejo. "Tendría que ser mago. Dónde podría ocultar alguna cosa", mencionó Santos aludiendo a una supuesta pila. El jockey, además, dijo que los autores del artículo malinterpretaron sus declaraciones, pues cuando le consultaron qué llevaba en su mano, habría respondido que era una pulsera contra el reuma y no una suerte de anillo sonoro, como se escribió.

Aunque el inglés de Santos no es de los mejores, el periodista sostuvo que luego "consulté mis notas y estoy seguro de que Santos dijo lo que dijo".

"Todo esto es absurdo. La zona confusa en la foto corresponde al color verde de la chaquetilla que llevaba Jerry Bailey, y que corría atrás", dijo Barclay Tagg, el entrenador de Funny Cide.

Mientras tanto, el Senado de Nueva York, ciudad a la que representa Funny Cide, se aprestaba a homenajear hoy al dueño, entrenador y jockey del potrillo, y más adelante, el alcalde de Saratoga Springs les entregaría las llaves de la ciudad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.