La atropellada de Forty Mandadera, un arma mortal

En el especial Jockey Club de Mar del Plata
(0)
22 de noviembre de 2002  

LA PLATA.- Con su arma favorita, la atropellada, Forty Mandadera doblegó por medio cuerpo a Symbolic y se llevó la victoria en el especial Jockey Club de Mar del Plata (1100 m), resuelto ayer en la pista local.

Forty Mandadera hizo la suya, que es lo mismo que decir ubicarse en el fondo durante el tramo más extenso de la carrera para acelerar en la recta final, remontando posiciones en forma vertiginosa.

Quien no supiera de la estrategia de la ganadora hubiese apostado que la victoria sería para Squally o para Symbolic, las dos yeguas que se repartieron la punta; pero nada está dicho hasta que Forty Mandadera muestras sus cartas.

Ayer, esa misma atropellada que otras veces la había depositado a las puertas del éxito la hizo cruzar primera ante el asombro de Symbolic, que nada pudo hacer para controlarla.

"La yegua tiene su modalidad de correr y no hay que contrariarla. Lo mejor es dejar que se ponga en carrera solita. Cuando arranca, es espectacular cómo achica diferencias. Hoy -por ayer-, entró en la recta algo más cerca de la punta", comentó Aníbal Cabrera, el jinete de la ganadora.

Fue, entonces, el sexto éxito de Forty Mandadera en una campaña que ya tiene veintidós salidas a la pista.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.