Los puntos no avalan el paso de los ganadores

Schumacher, en la F.1, y Gronholm, en el rally, se impusieron en tres carreras, pero no son punteros
(0)
20 de mayo de 2003  

Mucho se habló de los cambios reglamentarios en la Fórmula 1. Finalmente, aquellas intenciones de modificar el aburrido espectáculo que generaba hasta el año último se diluyeron y sólo quedó, a la vista de los espectadores, el nuevo sistema de clasificación, que puede marginar a un candidato al triunfo con un simple despiste y retrasarlo al fondo de la grilla. Así, un piloto con gran potencial puede ser llamativo pasando autos desde atrás.

Sin embargo, la modificación más significativa, en función del campeonato, es el nuevo sistema de puntos que dispuso la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que ya no premia tanto al ganador, que sigue acumulando 10 puntos, ya que la ventaja se redujo con el resto. Desde la temporada actual, el que ocupa el segundo lugar obtiene 8 puntos en lugar de 6 y suman los ocho primeros clasificados, en lugar de seis.

¿Qué cambió con esto? Significativamente, Michael Schumacher, que obtuvo su tercer triunfo consecutivo anteayer en Austria (tras sufrir en su Ferrari un principio de incendio en los boxes), aún no capturó el primer puesto en el certamen. Con mucho menos, el finlandés Kimi Raikkonen (McLaren-Mercedes) es el líder del campeonato, con sólo una victoria, aunque con tres segundos puestos y un tercero.

De haber seguido el sistema anterior, hoy Schumacher estaría arriba en el Mundial. Pero no sólo cambiaría de líder el certamen. El caso de Ralf Schumacher es ejemplificador: el piloto de Williams-BMW es el único que sumó puntos en todas las carreras de 2003 y posee el 50 por ciento de lo acumulado por Raikkonen. Con el puntaje del año último, Ralf apenas sumaría 9 unidades, sólo el 26,47 por ciento de los 34 puntos del hipotético líder Schumacher.

Algo similar sucede con el Mundial de Rally. El campeón Marcus Gronholm (Peugeot 206) también ganó tres competencias, al igual que Schumy, pero tampoco es líder. Está a dos puntos de su compañero, el británico Richard Burns.

El español Carlos Sainz (Citro‘n Xsara), que ahora está tercero, a 8 puntos de Burns, hubiese estado a 10 unidades de Gronholm, bajo el sistema que rigió hasta 2002.

Desde los escritorios, se trata de desacelerar el camino triunfal de los dominadores de cada categoría. Con el objetivo de estirar, aunque sea un poco, cierta incertidumbre sobre quién obtendrá la corona. Al margen del paso firme de los grandes candidatos, como Schumacher y Gronholm.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.