Nicolás Elustondo, el veterinario que trabajó para recuperar al ganador de la World Cup

Nicolás y Thunder Snow, en la veterinaria de Godolphin, el día después de la hazaña
Nicolás y Thunder Snow, en la veterinaria de Godolphin, el día después de la hazaña
Gustavo S. González
(0)
4 de abril de 2019  • 23:59

Nicolás Elustondo fue un eslabón clave en la cadena de aciertos que llevó a Thunder Snow al triunfo en la Dubai World Cup (G 1-2000 m), la carrera de caballos con la mayor bolsa de premios en el mundo, 12 millones de dólares a repartir. El veterinario argentino debió trabajar junto con todo el equipo de Godolphin, el stud de la familia real de Dubai, para que finalmente la decisión de Saeed bin Suroor, el entrenador, llegara a buen puerto, y el caballo consiguió por primera vez en la historia la hazaña de ganar dos veces el mítico clásico.

"Saeed quería correrlo dos veces antes de la Copa del Mundo, y tuve que decirle que había que pararlo, no fue fácil convencerlo. Venía de una temporada muy intensa en Estados Unidos: había quedado 2º en la Gold Cup y 3º en la Breeders' Cup Classic. Llegó en noviembre con la caña de la mano derecha sentida y estuvo un mes parado, pero después se recuperó y llegó a ejercitar firme dos veces por semana porque el objetivo era la Dubai World Cup. No fue el entrenamiento ideal pero es un superdotado y respondió. A nivel laboral fue una satisfacción muy grande para mí".

Hace quince años que Elustondo está en Dubai, pero solo uno desde que trabaja en Godolphin. Sin embargo, su responsabilidad lo obligaba a frenar el entusiasmo del cuidador histórico de ese stud, que en la cuadra tiene una puja interna con Charlie Appleby, que ganó tres carreras en la jornada de la World Cup. "Pero nosotros ganamos la mejor, la más importante", dice sonriendo Nicolás, que se dedica exclusivamente a los caballos de Saeed bin Suroor. "Appleby tiene mejores caballos hoy", agrega.

El tremendo final de la Copa del Mundo; Thunder Snow se impuso por el hocico a Gronkowski
El tremendo final de la Copa del Mundo; Thunder Snow se impuso por el hocico a Gronkowski Fuente: Reuters

Nico trabaja desde siempre en el emirato, como profesional del Dubai Equine Hospital, pero además fue clínico de varias caballerizas notables, como la del sudafricano Mike de Kock, el entrenador más ganador en Nad al Sheba y Meydan, los hipódromos principales en el desierto, donde atendió a los argentinos Asiatic Boy y Honour Devil -entre otros- ganadores del UAE Derby. Pero después de tantos años de reconocimientos, con una familia formada allí con Victoria Escribano y sus hijos Santiago, de 12 años, y Emilia, de 7, en la temporada que comenzó en octubre pasado lo contrató el stud soñado. "Acá me compró el Real Madrid, profesionalmente no puedo llegar más arriba".

No exagera el pergaminense. Godolphin es la más poderosa caballeriza por sus enormes inversiones en tres continentes y la calidad de sus ejemplares, ganadora en Francia y Gran Bretaña, y tratando de conquistar Estados Unidos. Thunder Snow se llevó 7.390.000 por este triunfo, que es lo de menos para el jeque Mohammed al Maktoum, vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y máxima autoridad de Dubai. Su orgullo es tener a los mejores caballos del mundo en el último sábado de cada marzo, desde 1996, en el hipódromo de Meydan, un monumental y lujoso complejo, inaugurado en 2010. Y esto está más allá de ganar. Thunder Snow, es hijo del padrillo australiano Helmet, un hijo del estadounidense Kantahros, cuya madre es por Southern Halo, tiene la familia de Danehill y fue criado en Irlanda por Darley, otro apéndice del conglomerado de Mohammed.

Nicolás lamenta que hoy no haya muchos caballos argentinos en actividad allí, después de un largo tiempo en el que Dubai fue un mercado importante para la Argentina. Incluso, con victorias como la de Invasor (criado en la Argentina aunque con campaña en Uruguay), en la Dubai World Cup. El sábado pasado, en el festival que reparte 35 millones de dólares en premios, corrieron Logrado, 7° en la Godolphin Mile (1600 m), y Tato Key, 9° en la Golden Shaheen (1200 m). "Tato Key está en el nivel de los mejores aquí. En las dos carreras previas del Carnival (la temporada "regular" en Meydan) debieron dejarlo correr, no preocuparse tanto por los rivales, y entró 2º y 3º. Que saliera adelante y lo agarraran, si podían. Para mí una de ellas las pudo ganar". Tato Key es un caballo criado en el haras El Alfalfar, en Rojas, (cerca del Pergamino de Elustondo). Creo que pudo correr mucho mejor la Golden Shaheen, pero su entrenador no tiene tanta experiencia en la arena y además debieron usar un jockey local, pero el dueño tiene un jinete contratado. Igual, en el Sprint en la arena es imposible ganarle a un caballo norteamericano. Además, una cosa es el Carnival y otra el día de la Dubai World Cup, donde vienen a correr los mejores".

Sobre Logrado, estima que lo trajeron muy sobre la fecha de la carrera, la Godolphin Mile (1600 m), donde finalizó séptimo. "No lo invitaron a la Copa del Mundo, por eso corrió en 1600 metros".

Nicolás Elustondo eligió quedarse en un destino que la mayoría de los profesionales eligen para trabajar temporariamente. Hoy, solo están él y el jockey Jesús Rosales en Dubai. Más que nunca, para el veterinario de Pergamino, la elección valió la pena.

Thunder Snow buscaría el desquite en la BC Classic

"Lo quieren llevar a Estados Unidos, para la temporada de Saratoga (en Nueva York)", revela Elustondo. La revancha en el Classic sería el objetivo, tras el tercero ante Accelerate y Gunnevara (3º en la Dubai World Cup). Este año, la Breeders' Cup se correrá en Santa Anita Park, en noviembre.

Nicolás Gaitán, a punto de ir a trabajar a Arabia

Nawaf al Mandeel es un cuidador árabe que trabó amistad con Nicolás Elustondo cuando llevó caballos al Carnival de Dubai, y buscaba un asistente argentino para llevar a Ryad. "Conoció a Nicolás Iguacel aquí; quería otro argentino, porque Iguacel volvió al país", contó Elustondo. Así, el árabe tentó a uno de los hijos de Alfredo Gaitán Dassie.

Una pista no apta para los caballos atropelladores

Para el veterinario argentino "fue una serie floja, salvo la Golden Shaheen; los clásicos del césped (los ganaron caballos europeos y la formidable invicta japonesa Almond Eye) siempre son más competitivos, porque la arena (reemplazó a la sintética) es casi imposible para los que corren de atrás".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.