Otro cierre de año exitoso

Como en 2007, Qué Felicidad ganó ayer el clásico Tomas Lyon, en el césped pesado
(0)
26 de diciembre de 2009  

La yegua Qué Felicidad sigue sumando capítulos exitosos a su foja y su nombre quedará marcado a fuego en el historial del clásico Tomás Lyon (G 2). En San Isidro, llegó a los quince triunfos y no sólo obtuvo por segunda vez esa carrera, sino que ayer lo consiguió en la última versión de ese cotejo que enfrentaba a yeguas en 1000 metros.

Qué Felicidad se impuso por dos cuerpos sobre Circle Road, una puntera que fue la única de sus cinco rivales que ofreció algo de resistencia. Su liderazgo duró, eso sí, hasta que se lo propuso Rodrigo Blanco, debutante en la montura de la hija de Bernstein, un lugar que antes ocuparon Jorge Valdivieso, Pablo Falero, Julio César Méndez y Adrián Giannetti.

El cordobés comentó: "Es una gran yegua, una maquinita. Hizo todo sola y ya en los 500 metros era ganadora. Cuando se le puso a la par a la puntera arrancó fuerte". Sólo a partir de ese instante en el que alcanzó el primer lugar se preocupó Blanco por apilarse en los estribos. Hasta entonces había venido prácticamente parado.

Desconocida estuvo otra yegua entrenada por Dany Etchechoury; Liriope llevaba dos triunfos clásicos seguidos en Palermo y ahora, sobre la grama, un terreno en el que no es una improvisada, comenzó a perder terreno pronto y quedó penúltima.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.