Tragamonedas. Para Costa, se imponía una nueva normativa