Paulistinha fue una muralla

La yegua montada por Jorge Valdivieso se defendió de la carga de Hipersónica y le ganó por medio pescuezo
(0)
29 de mayo de 2003  

Paulistinha fue una valiente ganadora en el clásico Federico de Alvear (GIII- 2200 m), e Hipersónica, su escolta desde medio pescuezo, la mejor sorpresa que deparó de la carrera.

Tuvo un final ajustado la competencia principal de ayer en el césped húmedo del hipódromo de San Isidro, donde la yegua de Santa María de Araras se plantó delante de su adversaria cuando esta amenazó con desbarrancarla del primer puesto. Y quedó a centímetros de conseguirlo, por cierto.

¿Por qué no pudo? Acaso porque la Paulistinha de ayer era la mejor versión de sí misma. A diferencia de otras tardes, ahora salió a correr tranquila, dejando pasar los metros y sin pelearse con su jinete. Jorge Valdivieso le encontró un lugar donde ella se sintiera cómoda para galopar, y en la recta, cuando se lanzó por media cancha sobre la puntera Saharian, para sacarle la vanguardia, aún tenía fuerza para rechazar cualquier carga.

Allá por los 1000 metros, Hipersónica había corrido casi a la par de la ganadora, pero en un momento le perdió la marca. Se le fue un cuerpo adelante la favorita y esa ventaja no logró remontarla en el derecho, donde salió de los palos para atacar a su adversaria por la derecha y quedar al borde del primer puesto.

"Volvió a ser la yegua que ella es. Ahora corrió tranquila, cuando la otra vez, en Palermo, estuvo incontrolable. Arriba se le puso brava, pero ella respondió poniendo el pecho", mencionó Carlos Daniel Etchechoury, entrenador de la ganadora.

La labor de Hipersónica fue interesante y reveladora de su capacidad para los clásicos de fondo. "En un momento pensé que a Paulistinha la pasaba de largó, pero hasta allí llegó", dijo Julio César Méndez, su piloto. Hipersónica no pudo cruzar la muralla, pero eso no quiere decir que en el futuro siempre quede del lado de afuera de la victoria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.