Peruanos con bemoles

El costo del traslado sería una dificultad
(0)
6 de diciembre de 2001  

Mientras los caballos locales de la serie internacional del Gran Premio Carlos Pellegrini aseguran el espectáculo, lo cual quedó ratificado con los ensayos que se observaron esta semana, las dudas siguen alrededor de los ejemplares brasileños y peruanos.

En el caso de los primeros, tras conocerse que la ausencia en la Copa de Plata de la yegua Tontura no se debió a las restricciones impuestas por la influenza en Brasil, se confía en que tanto Roxinho como Trancaferro serán ratificados en la prueba máxima.

En cambio, debido a que el arribo de los caballos del stud peruano T.R. para radicarse en nuestro medio se postergó hasta enero, el alto costo del traslado de Maeto, Black Coffey , Shawshank e Islam dificultaría su presencia en la reunión del sábado 15.

Otro escollo estaría en que el vuelo de carga de Lan Chile proveniente de Lima haría una escala, una situación que no esperaban los propietarios y cuidadores de los representantes de Perú.

Como se dijo, aquí los ejercicios de los inscriptos continuaron dominando las pistas de San Isidro. Así, para el Gran Premio Joaquín de Anchorena (G I-1600 m), Randy Cat estableció 1m36s sobre 1500 m, en la cuarta pista, y Lotrenz dominó fácilmente a Forty Electivo al cubrir la milla en 1m42s2/5.

Para el Félix de Alzaga Unzué (G I-1000 m), lo más elogiable estuvo a cargo de Gringo Hermoso, con 58s2/5 para el kilómetro de césped. Rocking Trick cubrió la misma distancia en 1m2s4/5, sin exigencias, en la tercera pista, y entre las partidas se destacaron Forty Bélico (27s, 500 m de pique, césped); Tamoio (47s4/5, 800 m, 4a.), y Venusino (41s4/5, 700 m, cómodo).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.