Scarpello y su confianza en Trenzado

(0)
29 de abril de 2004  

Pasado mañana, en Palermo, Gustavo Scarpello presentará por primera vez un potrillo en el Gran Premio Montevideo (G 1-1500 m) y no le pesa la responsabilidad de ser justamente el gran candidato. Trenzado, de él se trata, irá por el éxito que se le negó por partida doble frente a Zanzíbar, que fue vendido a los Estados Unidos.

"Esa venta liberó un poco el camino, es verdad, y el mío lleva el peso de la carrera, pero es mejor tener al candidato que verla desde afuera. Hasta ahora Trenzado demostró ser el mejor de los que corren", explicó, mientras esperaba que el azar del bolillero le permitiera elegir una gatera.

Como sucedió en la final de la Copa Precoces, en diciembre pasado, su número fue el último en salir. "Puede ser una buena cábala", dice, sonriente, y aporta nuevos datos sobre su potrillo: "La última partida de 800 metros, junto con Duvets, fue muy buena. Sube en la distancia, pero llega lo mejor posible y tiene condiciones para ser protagonista en todo el proceso selectivo."

En su cruz ahora estará Jacinto Herrera, pues Damián Ramella, su jinete habitual, montará a Mr. Pensky, tercero de Forty Mirage en el Raúl y Raúl E. Chevalier. "Tiene cierto compromiso con Carly (Etchechoury) y por eso no lo corre. Igualmente, Jacinto ya lo montó, le gusta para la distancia y es un jockey al que puede permitírsele decidir sobre la marcha. Aunque el potrillo es muy buen soltador y si vino adelante en 1200 metros...".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.