Tragamonedas para el turf

La Lotería anunciaría el lunes próximo su instalación en los hipódromos provinciales
(0)
15 de diciembre de 2001  

La lotería bonaerense anunciaría pasado mañana a la comunidad turfística su decisión de instalar máquinas tragamonedas en los hipódromos de San Isidro, La Plata y Azul, además de llevar a la práctica la recepción de apuestas hípicas por intermedio de su red de agencias y la creación de un sistema telefónico para tomar jugadas.

La resolución ómnibus que apunta a ubicar slots dentro de los hipódromos en forma inmediata está contemplada dentro de un plan de emergencia que se extenderá por noventa días y bajo ese régimen funcionarán hasta tanto la Legislatura provincial dicte normas definitivas sobre el asunto.

El tema, confirmaron fuentes próximas al ejecutivo provincial, ya habría sido aprobado por el gobernador Ruckauf e inclusive pasó con visto bueno por varios despachos legislativos.

Según se supo, la entidad que preside Gustavo Costa será el operador directo de las video-lottery en los hipódromos, sin que existan otros intermediarios en el negocio, y sus ganancias, en parte, pasarán a ser destinadas a las bolsas de premios de las carreras.

La medida administrativa no chocará con la ley que el mes pasado suspendió el funcionamiento de las tragamonedas en el territorio provincial porque esa regla sólo se refiere a los puestos de juegos electrónicos instalados en los bingos y exceptúa a los que funcionan en los casinos explotados por el instituto oficial, como los de Miramar, Necochea y Mar del Plata.

Para la lotería, entonces, los hipódromos de San Isidro, La Plata y Azul trabajarán como anexos de sus casinos, con recintos donde habrá slots operados por personal propio de aquel instituto.

Respecto de las jugadas hípicas captadas desde su red de agencias, se dijo que en una primera etapa se realizarían sin la transmisión de la imagen de las carreras, y los costos del sistema estarán a cargo de la lotería.

Los anuncios prevén también la invitación a pataconizarse a la industria hípica, en un momento donde no hay fluidez de circulante, para que todas sus operaciones puedan ser realizadas con bonos provinciales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.