Ucrania ganó, pero piensa en Shevchenko