Carreras//Mariano A. y Abolengo. Un buen negocio a dos puntas