Grupo C | Por el primer lugar. Un clásico íntimo que toma color