El personaje. Un cura de Costa de Marfil vivirá el Mundial en Santiago del Estero