El escenario. Un día extraño para el Dakar