Suscriptor digital

Un duelo dialéctico de jefes

Duro cruce entre Haug y Brawn, directores de Mercedes y de Ferrari; hoy, los ensayos.
(0)
25 de agosto de 2000  

SPA-FRANCORCHAMPS.- Con críticas que lograron calentar el ambiente antes de que empiece el ruido de los motores y con protagonistas que arriesgaron pálpitos para el Gran Premio de Bélgica, que se correrá pasado mañana aquí, la Fórmula 1 recorre la etapa final de su campeonato con especulaciones están a la orden del día. Esta vez, les tocó el turno a los responsables técnicos, que no se guardaron nada a la hora de cruzar opiniones.

El alemán Norbert Haug, jefe deportivo deMercedes, expresó su disgusto por las declaraciones del jefe técnico de Ferrari, el inglés Ross Brawn, sobre el orden de prioridades para los pilotos de McLaren. Brawn dijo que McLaren "hace prevalecer a Mika Hakkinen sobre David Coulthard y eso no es bueno para el ánimo de Coulthard".

Haug levantó la voz. "Este asunto ya me tiene harto. Nuestro sistema funcionó muy bien en los dos últimos años. Además, ¿qué le incumbe a Brawn nuestra manera de organizar el equipo? Mejor sería que mirara la tabla de posiciones".

En McLaren, todavía resuenan los ecos del ofrecimiento de Ferrari al director técnico inglés Adrian Newey. "En Ferrari, Schumacher te garantiza que una Ferrari esté adelante, pero Newey te garantiza las dos, por eso no es raro el ofrecimiento", dijeron en el equipo anglo-alemán.

Con respecto a los pilotos, en Ferrari esperan condiciones climáticas desfavorables. El brasileño Rubens Barrichello dijo que si durante la prueba llueve, su máquina y la de su compañero, el alemán Michael Schumacher, "serán inalcanzables". Para Rubinho, si hay agua, "seremos un ciento por ciento más efectivos que los McLaren".

Schumacher, segundo en el campeonato a dos puntos de Hakkinen, mantiene su optimismo pese a los últimos traspiés. "Todavía queda un largo camino. Esto lo digo siempre, porque es como yo lo veo. En otro momento hubiésemos estado felices de estar a sólo dos puntos. Hoy, evidentemente no, porque estuvimos adelante", dijo Schumy.

A Hakkinen le sobra fe. "No veo la hora de participar en esta carrera", dijo el campeón y líder del certamen.

A la pista. Hoy, la actividad en el trazado belga, de 6968 metros, será con una sesión de entrenamientos. Mañana, desde las 8 (hora de la Argentina), y con televisación de PSN, se desarrollará la clasificación para la decimotercera prueba del año, que se correrá el domingo, sobre 44 vueltas, y se largará a las 9.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?