Un nuevo punto de partida para la selección