Se acabó la fiesta. Un sábado muy agitado