Un triunfo vital para las aspiraciones