El US Open. Una campeona en la que pocos creían