Una encendida defensa del deporte realizó el Papa

"Debe tutelar a los débiles, liberar a los jóvenes de las insidias, la apatía y la indiferencia", dijo
(0)
30 de octubre de 2000  

ROMA (ANSA).- Juan Pablo II celebró una misa ante 60.000 personas en el Estadio Olímpico y asistió al partido entre el seleccionado de Italia y un combinado de jugadores extranjeros que actúan en este país, que terminó 0 a 0, en la jornada culminante del Jubileo de los Deportistas.

El Papa, que por primera vez en sus 22 años de papado asistió a un estadio a ver fútbol, dio una vuelta previa en su automóvil y fue aclamado por la multitud. El partido, de dos períodos de 30 minutos, fue apenas un entretenimiento liviano en el que sólo se sancionaron dos infracciones y del que participaron Gabriel Batistuta, Juan Sebastián Verón, el colombiano Iván Córdoba y el brasileño Cafú, entre otros.

Entre los futbolistas invitados estuvieron el serbio Sinisa Mihajlovic (Lazio), quien le dio la mano al francés Patrick Vieira (Arsenal), a quien llamó "negro de m..." en un partido disputado hace dos semanas por la Liga de Campeones. "No soy católico, pero es el Papa de todos. Estoy contento que estemos todos aquí, sin diferencias. Es una jornada bella y de fraternidad, como debe ser entre personas de diferente color de piel y religión", dijo Mihajlovic.

Todos los futbolistas -católicos, evangelistas, protestantes, musulmanes, ateos, ortodoxos y budistas- se inclinaron para besar la mano del Pontífice y recibieron una medalla como recuerdo del Jubileo. El arquero Gianluifi Buffon le regaló sus guantes al Sumo Pontífice (fue arquero en su juventud) y Paolo Maldini le entregó el balón del match.

En su homilía, Karol Wojtyla afirmó: "El deporte, como las demás actividades, está llamado a hacer un examen de conciencia para volver a encontrar un empuje creativo. Solamente así podrá contribuir a construir un mundo más fraternal y solidario para desembocar en la plena valorización de la persona humana". El mensaje fue una crítica a las denuncias de corrupción y doping que afectan al deporte.

El Papa comentó que en el deporte, igual que en la vida, "sin sacrificio no se obtienen resultados importantes y tampoco satisfacciones auténticas". Y agregó: "Es necesario mucho cuidado para salvaguardar el cuerpo humano de todo atentado a su integridad, de toda explotación y de toda idolatría", enfatizó.

Ante el aplauso de la multitud, Wojtyla dijo: "El deporte debe tutelar a los débiles, liberar a los jóvenes de las insidias, la apatía y la indiferencia, y suscitar en ellos un sano agonismo. Necesitamos un deporte que sea factor de emancipación de los países más pobres y ayude a cancelar la intolerancia; un deporte que eduque en el sacrificio, en el respeto y en la responsabilidad sin excluir a nadie".

Los equipos formaron así: Italia, PT: Toldo, Bertotto, Adani, Maldini, Di Livio, Fiore, Albertini, Coco, Totti, Del Piero, Inzaghi. ST: Buffon, Negro, Ferrara, Pancaro, Pessotto, Conte, Baronio, Di Biagio, Ambrosini (Zola), Del Vecchio, Montella.

Combinado, PT: Frey (Francia ), Cafú (Brasil), Córdoba (Colombia), Mihajlovic (Yugoslavia), Neqrouz (Marruecos), Davids (Holanda), Nedved (República Checa), Rui Costa (Portugal), Verón, Batistuta, Shevchenko (Ucrania), Masinga(Sudáfrica). ST: Srnicek (Rep. Checa) , Laursen (Dinamarca), Marco Aurelio (Brasil), Gargo (Ghana), Dundjersky (Yugoslavia), Ahn (Corea del Sur), Nakata (Japón), Lima (Brasil), Mutu (Rumania; ingresó Osorio), Masinga ( ingresó Bogdani, de Albania), Kallon (Sierra Leona).

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.