Hockey | El Mundial femenino. Una goleada para tomar confianza y entrar en ritmo