Una ley que los impulsa

(0)
22 de octubre de 2000  

En los Estados Unidos un número superior a 3 millones de atletas con discapacidades mentales o físicas se involucran en competencias deportivas. Es que en ese país existe una ley federal mandatoria que indica igualdad de acceso a las oportunidades para personas con cualquier tipo de discapacidad.

Aproximadamente el 8 por ciento de los norteamericanos de 16 a 64 años tiene algún tipo de limitación motriz. Uno de ellos es Marlon Shirley, quien seguramente fue incentivado a entrenarse, a pesar de su discapacidad. Su logro es importantísimo si se tiene en cuenta que, dentro de la gran variedad de deportes, la carrera de los 100 metros es una de las pruebas de mayor exigencia.

Es vital señalar que se puede ser velocista usando una prótesis. Pero es indudable que la marca fue posible gracias a que el atleta ha conservado una parte importante de la estructura de la pierna.

Shirley tiene que haber equilibrado su déficit con un buen desarrollo de su otro lado, en especial, de la técnica de salida. Cuando un atleta con capacidades físicas diferentes, como es su caso, consigue una marca de excelencia, ocurre un hecho de suma trascendencia, que permite establecer dudas acerca de las limitaciones de quienes padecen este tipo de discapacidad.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.