Frente al tablero. Una partida para el recuerdo