Suscriptor digital

Una prueba con problemas de carteles

(0)
26 de marzo de 2000  

SAN PABLO (De un enviado especial).- La sorpresa invadió el autódromo de Interlagos cuando a los 29 minutos de la prueba clasificatoria, un cartel de publicidad se cayó en plena recta principal. Mayor fue el asombro media hora después, al contabilizarse tres veces el mismo problema, potenciando el peligro para los pilotos y con las obvias banderas rojas neutralizando la tanda.

La placa de acrílico que mostraba el logotipo de la marca de cigarrillos Marlboro quedó sobre el asfalto, en un hecho que pareció menor, ya que ningún auto pasó cerca del cartel. Doce minutos más tarde, otro acrílico publicitario se desprendió del soporte tubular, por lo que la clasificación sufrió otro paréntesis. Pero la situación más espectacular y sumamente peligrosa se produjo en el minuto 58, cuando otro cartel de Marlboro se cayó y fue embestido por el Prost del francés Jean Alesi.

"Podría haber sido un desastre. En tantos años de Fórmula 1 nunca ví una situación similar", fue la fría pero cierta palabra de Mika Hakkinen. Michael Schumacher también se refirió sobre el tema: "No comprendo cómo puede suceder esto en medio de la clasificación. Es increíble. Espero que esto sirva como experiencia para el futuro".

Si bien para muchos los pilotos brasileños fueron piadosos para criticar el estado del asfalto de la ondulada pista, Rubens Barrichello se olvidó de su condición de paulista y criticó: "Estoy decepcionado. Estas cosas no pueden ocurrir en la Fórmula 1. Es muy peligroso. En lo deportivo, a mí me perjudicó en dos salidas".

Mientras se aguarda una sanción hacia la organización del GP por parte de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), anoche, responsables de la firma Marlboro solicitaron la quita de todos los carteles publicitarios, ya que, sin tener responsabilidad, vieron dañada su imagen.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?