Unidos con la selección

(0)
30 de marzo de 2000  

Uno estuvo en la platea San Martín, en el sector G; el otro se ubicó en la platea Belgrano, en el sector Q. El primero, Ramón Díaz; el segundo Américo Gallego, ex técnico y actual entrenador de River, presenciaron el triunfo de la Argentina frente a Chile en el Monumental.

Ni se vieron, ni se buscaron. Ramón llegó 15 minutos antes del comienzo del encuentro, acompañado por su hijo Emiliano y por Omar Labruna, recibió el afecto de los hinchas, sonrió y firmó decenas de autógrafos. Le rogaron que vuelva y regaló una nueva sonrisa. Tras el alejamiento de River, el 10 de febrero último, Díaz se refugió en Entre Ríos, primero, y en La Rioja después. Hasta ayer, cuando volvió a River, motivado por el seleccionado nacional.

Del otro lado, Américo Rubén Gallego, carpeta y lapicera en mano, siguió paso a paso el triunfo del conjunto conducido por Marcelo Bielsa. A su lado, sus ayudantes Héctor Pitarch y Alejandro Marcone no quisieron ser menos:no pararon de dibujar esquemas en sus papeles. Por supuesto, los simpatizantes de River no cesaron de brindarles su afecto.

Fue la noche en que se encontraron en el mismo lugar. Pero no se vieron.

Ajenos a Díaz y a Gallego, otras presencias ilustres estuvieron en el estadio Monumental. Entre ellos, Joseph Blatter, titular de la FIFA y Julio Grondona, presidente de la AFA, se destacaron sobre el resto. Por allí se vio, también, a Marcelo Garraffo y a Graciela Fernández Meijide. Y un ex DT de selección: Alfio Basile.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?