El Gran Prenio Nacional. Valió la pena sufrir tanto