Lomas y Boca se clasificaron finalistas del Presudamericano en una fiesta del vóleibol