Wimbledon: Gustavo Fernández avanzó a la final por tercer año consecutivo y quiere quitarse el estigma

Gustavo Fernández ganó este año el Abierto de Australia y Roland Garros
Gustavo Fernández ganó este año el Abierto de Australia y Roland Garros Crédito: AELTC/Ben Queenborough
Sebastián Torok
(0)
12 de julio de 2019  • 08:20

LONDRES.- El cordobés Gustavo Fernández, el Lobito, alcanzó su tercera final consecutiva de tenis adaptado en Wimbledon al derrotar al francés Stephane Houdet (4° del ranking mundial) por 6-0 y 6-4. Fernández, actualmente número 2 del circuito por muy pocos puntos de diferencia con el líder, el japonés Shingo Kunieda ("El Federer del tenis en silla de ruedas"; lo llaman así porque es el máximo campeón), tuvo una actuación muy sólida en el Court 15 del All England, frente a un rival experimentado que padeció los fortísimos tiros que salían disparados desde la raqueta del rival.

El jugador nacido en Río Tercero hace 25 años, hijo de Gustavo Ismael Fernández (exjugador y figura de la Liga Nacional de básquetbol y actual entrenador de Estudiantes de Olavarría), cimentó su juego en el poderoso revés, un tiro que hasta generó la admiración el propio Novak Djokovic (hace algunos años coincidieron en canchas de entrenamiento contiguas en Roland Garros y el serbio detuvo su práctica para elogiar al argentino). Enfocado y agresivo en cada tiro, Fernández anotó 46 winners y le quebró el saque a Houdet en 5 oportunidades.

En el segundo set, Houdet le rompió el saque por primera vez al argentino y le generó un puñado de dudas, pero muy pocas, ya que el cordobés volvió a enfocarse y a crispar el puño, luchó para sostener el octavo game (lo ganó y se adelantó 5-3) y lo cerró con su servicio (6-4), en una hora y cinco minutos de juego.

La final individual se disputará el próximo domingo. Y el Lobito Fernández se medirá justamente con Kunieda, que derrotó por 4-6, 6-2 y 6-3 al sueco Stefan Olsson, el mismo que le ganó las finales de Wimbledon 2018 y 2017 al cordobés. Vale destacar que Fernández conquistó los dos Grand Slam de la temporada: el Abierto de Australia y Roland Garros. Además, lleva un historial desfavorable con Kunieda (22-7), pero en el último partido venció al japonés por 6-3 y 6-2 en la definición del BNP Paribas Open de Francia.

Sumamente profesional, detallista y apasionado, Gusti Fernández viajó a Wimbledon acompañado por gran parte de su equipo, pese a los altos costos económicos que ello representa. El entrenador Fernando San Martín, el kinesiólogo Juan Carlos Varela, el sparring Juan Ignacio Crespo y Santiago Sánchez, un catedrático argentino que es director de una maestría en la Universidad de Bath y trabaja la concentración con el tenista. El grupo de trabajo, además, lo integra el preparador físico Matías Tettamanzi, que en esta oportunidad permaneció en Buenos Aires.

Fernández ya puede ufanarse de haber sido campeón en Wimbledon, pero lo hizo en dobles, en 2015, en pareja con el francés Nicolas Peifer. Este domingo intentará quitarse la espina en el cuadro de singles. Capacidad para lograrlo le sobra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.