Yachting: ¿cómo Warburg llegó a ser campeón mundial?

(0)
6 de diciembre de 2001  

¿Quién no ha tenido alguna vez la ilusión, al menos por un ambicioso instante, de ser considerado el más encumbrado en su especialidad, antes que ningún otro compatriota y frente al público que lo ha visto dar los primeros pasos?

En el caso del timonel Gustavo Warburg , la realidad y la fantasía se entrelazaron frente a su querida Punta Anchorena. Porque durante el primer Mundial de la Clase Soling realizado en la Argentina, que fue fiscalizado además por la entidad de sus orígenes, el Club Náutico San Isidro, este ingeniero industrial, de 37 años, se consagró campeón junto a sus ahora legendarios tripulantes Máximo Smith (26; estudiante de Derecho) y Hernán Celledoni (30; también ingeniero industrial). Un logro nunca antes alcanzado por una tripulación nacional.

"¿Sorprendido? No sé si ésa es la palabra. Nos habíamos preparado bastante. Sabíamos quiénes venían y quiénes no (N de R: la categoría fue excluida en noviembre último de los Juegos de Atenas 2004, lo cual provocó el éxodo de la mayoría de sus más reconocidos exponentes a otras disciplinas) y teníamos esperanzas de estar ahí adelante, aunque la verdad es que nunca nos imaginamos campeones del mundo . Lo que más nos sorprendió fue la diferencia de puntos que sacamos, además de que en la última jornada había más de 30 barcos fondeados en la línea de llegada. Nosotros no estamos acostumbrados a correr frente a una tribuna y eso fue realmente impresionante", recuerda Warburg, marido de Marcela y padre de Belén, Lucila y Carolina, que empezó a navegar en el Náutico con apenas 8 años.

Entre equipos de la Argentina (21), Brasil (5), Austria (3), Noruega (2), Croacia (1), Eslovenia (1), Gran Bretaña (1) y Holanda (1), la embarcación La Vaquita -llamada así porque fue adquirida antes del certamen con el aporte de la firma Disco, la familia Smith y el propio Warburg- terminó al tope de la clasificación general con 18 unidades, a 17 del velero 18K, conducido por Luis Cerrato, Federico Haymes Biedma y Fabio Scarpati. Asimismo, la medalla de bronce le correspondió a la también argentina y campeona sudamericana Delverde, de Martín Busch, Pablo Noceti e Ismael Ayerza, con 36.

Atravesaron por momentos de zozobra los nuevos monarcas de Soling, pero no tanto en la cancha de regatas como en el terreno de la burocracia. "Es que la nave que compramos era usada y llegó a Zárate, desde Dinamarca, sólo a tres días de la prueba inicial. Unicamente a las 20.30 del viernes previo al torneo (empezó el lunes 19 del mes último) la sacamos de Campana y a las 22.30 llegamos a San Isidro. El sábado la medimos y al día siguiente por la mañana, con una botella de champagne que nos regaló mi amigo Cristian Petersen, la bautizamos. Desde allí nos fuimos a la competencia preparatoria, que ganamos, para sorpresa de muchos", expresa satisfecho el tripulante de Mariano Castro en la Clase 470 de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 (finalizaron 25os). Esa fiesta del deporte amateur de la cual todos los atletas, por mucho tiempo que haya transcurrido, conservan entrañables recuerdos. "Sin duda -afirma Warburg-, lo más conmovedor fue el ingreso en el Estadio Olímpico junto a los demás argentinos. Se me puso la piel de gallina. Es difícil de explicarlo. Aún tengo una foto de todo eso en la cabeza." Tan maravillosa como la que a ciencia cierta atesorará después de haber cumplido con aquel sueño que alguna vez se le apareció entre las olas...

La historia del diseño de Linge

El Soling fue creado por el noruego Jan Linge, nacido en Oslo en 1922, que se escapó a Suecia (y luego a Gran Bretaña) después de que su progenitor, integrante de la resistencia noruega, fue capturado y fusilado por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

El joven Jan regresó a su país en 1944 y su Soling apareció allí como una categoría nacional en 1965. Tres años más tarde, sus planos fueron escogidos por la Federación Internacional de Yachting (ISAF) para ser una disciplina olímpica: participó por primera vez en Munich 72 y por última, en Sydney 2000 (la náutica se hizo olímpica en París 1900).

El primer Mundial de la especialidad se efectuó en 1969, en Skovshoved, Dinamarca, donde triunfaron los locales Elvstrom, Jensen y Mik-Meyer. Además, fue la Clase Soling la que introdujo el sistema Match Race -uno contra uno-, una modalidad utilizada, por ejemplo, en la Copa América.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.