A los contadores, el plan no los conforma del todo

Advierten que esperaban plazos mayores y menores costos; recuerdan que es deuda generada en la crisis
(0)
16 de diciembre de 2009  

Una medida que ofreciera facilidades de pago para las deudas impositivas generadas con posterioridad a 2007 era un reclamo constante en los últimos tiempos entre entidades pymes y contadores. Los profesionales consultados ayer por LA NACION, si bien destacaron la decisión del Gobierno, opinaron que lo anunciado no es del todo satisfactorio en términos de costos y de plazos de financiamiento.

"La extensión de plazos que hicieron es mezquina; se esperaban 48 cuotas, para que así los contribuyentes pudieran hacerse cargo de pagar la deuda y, a la vez, abonar las obligaciones corrientes", sostuvo el tributarista César Litvin, quien recordó que la crisis económica comenzó cuando arrancó el conflicto con el campo, a principios de 2008, y que, por tal razón, parece paradójico que a quienes no pudieron cumplir a partir de ese momento se les den menos ventajas que a quienes no habían pagado sus obligaciones fiscales cuando la economía marchaba bien.

Flavia Melzi, vicepresidenta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, dijo que si al publicarse la resolución se confirma que no habrá reducción de los intereses resarcitorios, el efecto en el costo con respecto a los planes hoy vigentes no sería tan significativo. Destacó el hecho de que se consideren deudas generadas hasta octubre (el Consejo pedía que fuera hasta junio) y consideró que el plazo hasta el 28 de febrero para adherir podría ser complicado, por lo que podría evaluarse una prórroga hasta marzo.

"Parece poco plazo; esperaba más", opinó la tributarista Alejandra Schneir.

El economista Osvaldo Cado, de la consultora Prefinex, consideró que en general las pymes podrían adherir, porque son los actores de la economía que peor están y esto les daría aire, aun cuando están en una situación que no les permitiría recuperarse, al menos en forma dinámica, en 2010. Desde el punto de vista fiscal, Cado dijo que el plan podría no aportar una suma relevante, pero que el Gobierno busca recaudar más, y sabe que con estas medidas también va sumando. "No se pueden analizar estos planes sin ver que se está tratando de sacar plata de todos lados, y eso es una señal clara de que la situación fiscal es peor de lo que pensamos", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.