Abandonó la empresa familiar y creó un negocio millonario cortando el pelo en carritos

Kusta planea inaugurar 30 nuevos trucks este año
Kusta planea inaugurar 30 nuevos trucks este año Crédito: Kusta
Delfina Torres Cabreros
(0)
25 de febrero de 2019  • 11:15

Mariano Acosta es la tercera generación de peluqueros. Junto a su padre y su abuelo, ambos llamados Paulino Acosta, hicieron crecer una cadena de peluquerías que, con ese nombre, llegó a tener 62 locales en toda Latinoamérica. Pero hace unos años el menor de la familia quiso darle una vuelta al negocio y se alejó de la empresa para fundar Kusta Barber Truck, la primera barbería móvil del país. En 2017 lanzó el primer carrito de su marca -que facturó $7 millones en el primer año-, en 2018 sumó siete más y este año planea inaugurar otros 30.

"Había detectado que si bien la industria de la cosmética iba creciendo, las visitas de los clientes a las peluquerías se mantenían estables", dice Acosta, que, entre otras cosas, se preguntaba por qué los hombres no iban más a la peluquería si en realidad estaban cada vez más preocupados por su apariencia. Llegó a la conclusión de que los hombres no se sentían cómodos en los salones tradicionales y les parecía una barrera tener que sacar turno o esperar mucho tiempo por un corte simple. Pasaban por la peluquería como quien hace un trámite en el banco.

Mariano Acosta es nieto del fundador de la cadena de peluquerías Paulino Acosta, que llegó a tener 62 locales en Latinoamérica
Mariano Acosta es nieto del fundador de la cadena de peluquerías Paulino Acosta, que llegó a tener 62 locales en Latinoamérica Crédito: Kusta

"Pensé en cómo hacer para salir del salón de belleza y llevar un servicio con la misma calidad a los lugares donde la gente habitualmente realiza sus actividades: en un edificio corporativo, un aeropuerto. En esa búsqueda, e inspirado por los food trucks, se me vino esta idea", explica Acosta a LA NACION.

El shopping Tortugas Open Mall fue el primer lugar en el que desembarcaron, como una alternativa para testear el desempeño del carrito en un target premium. Hoy Kusta tiene seis trucks fijos y dos itinerantes. Según cuenta su creador, uno llegó hace poco del festival Cosquín Rock y el otro en el encuentro de Harley-Davidson en Mar del Plata. "Y tienen calendario casi lleno todo el año", apunta.

Hace poco inauguraron un truck en Pinamar, otro en el shopping Alto Rosario y están trabajando en otras seis aperturas inminentes, que sumarán 30 en el año. "Hicimos un primer ingreso en grupo IRSA, Cencosud, aeropuertos y trenes argentinos", enumera.

Acosta invirtió $1,5 millones en su primer truck, que llevó seis meses de desarrollo. "Queríamos generar todo el confort de los locales en ese espacio. Teníamos que poner agua, piletas, sillones de barbería", explica.

Cada carrito tiene dos barberos por turno, capacitados para realizar ocho cortes estandarizados
Cada carrito tiene dos barberos por turno, capacitados para realizar ocho cortes estandarizados Crédito: Kusta

La peluquería tiene su propia aplicación móvil, que permite geolocalizar los carritos y reservar turnos. Según explica Acosta, cada truck recibe alrededor de 50 visitas por día, con un ticket promedio de entre $300 y $500 -los precios varían según la ubicación- y el tiempo de atención es menor al de un local tradicional. "Trabajamos con una estandarización de servicios", dice Acosta. "Antes de acercarse, en la aplicación el cliente pueda visualizar el look que se va realizar (hay ocho formatos estandarizados), cuánto va a demorar y el precio que va a pagar", agrega. Por cada carrito hay cuatro barberos (dos en cada turno) y dos supervisoras.

En su primer año, el truck del Tortugas Open Mall facturó $7 millones y ese es el cálculo que hacen de facturación anual promedio por cada uno de los carritos. Así, estiman que en 2018 facturaron alrededor de $56 millones y, una vez que estén en funcionamiento los 30 nuevos, proyectan elevar ese número a $210 millones.

Acosta no teme que el interés por el cuidado de la barba y la consecuente moda de las barberías pase y lo obligue, una vez más, a reconvertir su negocio. "La barbería es un oficio de muchos años -dice-, mi abuelo que vino de Italia era barbero. Pero sí veo que hay muchas barberías y algunas no tienen la experiencia del oficio; es lógico que el negocio vaya a decantar un poco".

Kusta se encuentra también fabricando trucks para atención de mujeres: los " woman hair trucks". El primero se inaugurará en marzo en el shopping Distrito Arcos, en Palermo y, según adelanta Acosta, tendrán una estética totalmente distinta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.