Advierten que pagar deuda con reservas tiene su riesgo

Según analistas, el Banco Central no posee tanta holgura para hacerlo
Javier Blanco
(0)
19 de diciembre de 2009  

El anuncio oficial sobre la próxima afectación de poco más de un tercio de las reservas del Banco Central (BCRA) a un fondo destinado a garantizar los pagos de la deuda que el país debe afrontar en el año entrante dejó a los consultores y economistas revisando cuán genuina era esa tenencia, una tarea que arrojó conclusiones algo inquietantes.

Si bien nadie cuestiona el objetivo de honrar esos compromisos (aunque objetan la creciente discrecionalidad en el uso de un activo estratégico), concluyen que si la definición de reservas de "libre disponibilidad", a la que curiosamente vuelve a acudir el Gobierno (figura planteada originalmente en la ley 23.928 o de "convertibilidad"), se reformulara con un criterio "prudencial" la promocionada holgura de la tenencia del BCRA desaparecería y la decisión comenzaría a parecer riesgosa.

Los números parten del mismo criterio a que apela el Gobierno para calcular los "excedentes", es decir, los instalados por la caja de conversión en 1991.

Y cambian sustancialmente cuando si, en lugar de restringir el respaldo al 100% de la base monetaria (obligación que el Gobierno calculó en US$ 30.400 millones), se le agrega el stock de la deuda emitida por el BCRA para regular la oferta monetaria local (unos US$ 14.000 millones al cambio actual) o se repara en que parte de lo que hoy se computa como reservas efectivas corresponden a los encajes en dólares que los bancos depositan en el BCRA por los depósitos captados en esa moneda suma (a noviembre, ascendían US$ 7400 millones), lo que no luce descabellado.

"El problema con la definición legal de reservas excedentes es que se omiten ciertos conceptos que pueden ser claves en un momento de corrida contra la moneda", observó, por caso, ayer, el Ieral, de la Fundación Mediterránea. "Si el criterio de definición de reservas no fuera tan restringido, tal vez no habría excedentes" asegura, además de advertir que, según la normativa actual, la magnitud del excedente "varía del tipo de cambio (TC) al que se haga el cálculo".

"De acuerdo con la definición actual, sobran divisas, ya que se puede responder a la base monetaria con un TC a $ 2,34. Restando lo que va al fondo, el TC sube 38 centavos, a $ 2,72, con lo que se mantiene notoriamente debajo de los $ 3,81 actuales. Pero si aplicamos una definición más prudencial de ?excedentes´, el TC actual pasa a $ 4,15 y subiría a $ 4,98 con la quita del fondo", calculó el Ieral.

Para la consultora Finsoport, el riesgo radica en el deterioro que sufrirá el activo del BCRA al canjear, por segunda vez en cuatro años, efectivo por un título ilíquido e invendible. "Pasará a tener US$ 16.400 millones en títulos intransferibles a 10 años que pagan todo el capital al vencimiento: el 44% de su activo explicado por títulos públicos", observó.

Evitar ajustar el gasto

Para el Instituto de Investigaciones Económicas de la USAL, lo peor es que el decreto que crea el fondo "deja margen para que se disponga el uso para el Tesoro (probablemente con una simple decisión administrativa del jefe de Gabinete) por al menos otros US$ 2133 millones", el monto que puede seguir considerándose excedente.

Pero la lectura general es que el Gobierno recurrió a esta salida para no tener que ajustar el gasto, una hipótesis que pareció corroborar ayer el ministro de Economía, Amado Boudou, en el cóctel de fin de año con los periodistas, al apuntar que este recurso le dará al Gobierno "más recursos que le permitirían asegurar el superávit primario del año próximo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.