Afirman que en enero llega el default

Lo pronosticó la calificadora S&P
(0)
20 de diciembre de 2001  

La Argentina entrará en cesación de pagos abierta en enero, si la calificadora de riesgo Standard & Poor`s (S&P) no se equivoca.

El jefe de analistas de mercados emergentes de la consultora, John Chambers, dijo que a principios del mes próximo la Argentina "entrará en cesación de pagos abierta".

En diálogo telefónico con LA NACION desde Nueva York, el analista de S&P pronosticó que el año próximo el país sufrirá "una recesión mucho más profunda" que la caída que registrará este año.

"En el largo plazo la situación puede ser mejor que en Rusia o en Ecuador (dos países que entraron en default), pero en el corto plazo será mucho más complicada", afirmó.

-¿Qué pasará con el sistema cambiario?

-Las autoridades argentinas cada vez tienen menos opciones en esta materia -disparó Chambers enigmáticamente.

En la misma sintonía, su par del banco de inversión UBS, Michael Gavin, dijo a LA NACION desde Connecticut que "la peor opción del Gobierno es mantener el régimen actual".

Según Gavin, si la situación social no sigue desbordada es posible que se opte por dolarizar uno a uno, pero si aumenta el descontento entonces se optará por dejar flotar el peso. "Este es el escenario más riesgoso en el corto plazo", aclaró el analista de UBS.

Con las imágenes de los saqueos en su computadora, vía Internet, Gavin dijo no estar sorprendido por la crisis social. "Lo extraño es que no se haya dado antes", apuntó.

El analista para la Argentina de ABN Amro, Fernando Losada, brindó una visión parecida. "Es evidente que el programa del Gobierno debe contemplar una solución para los problemas sociales", opinó Losada desde su oficina en el centro de Manhattan.

De todos modos, Losada dijo que los deberes del Gobierno no han cambiado a pesar de la crisis social: "Con o sin saqueos, los tiempos de la Argentina son ajustadísimos; su prioridad es contar con un presupuesto ya, no en enero".

En la misma sintonía, Lacey Gallagher, del Credit Suisse-First Boston, dijo desde Nueva York que "es natural ver esta reacción tras la decisión de instaurar el control de capitales".

-¿Estos hechos complican más el desembolso del Fondo?

-El Gobierno está en una situación difícil de caja y no queda para nada claro qué hará el FMI para solucionar este problema -consideró Gallagher.

Al respecto, los integrantes del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, encargados de auditar las cuentas argentinas, confesaron ayer que la decisión del organismo es "hacerse a un lado", al considerar que no habrá contagio significativo en el resto de la región.

El directorio de la entidad multilateral mantuvo ayer una reunión de emergencia para evaluar la crisis social en la Argentina (de lo que se informa en la primera sección).

Mientras hablaba con LA NACION, un funcionario del organismo revisaba un memorándum confidencial del titular del Fondo, Horst Kšhler, que comparaba la situación de Turquía con la de la Argentina.

La sentencia del ejecutivo alemán era contundentemente negativa contra el país sudamericano, por la falta de disciplina fiscal y de consenso político interno.

Desde Wall Street, un analista argentino no se sorprendió por esta postura del Fondo y anticipó que muy posiblemente el organismo no girará nuevos fondos, más allá de que el Gobierno consiga la aprobación del presupuesto.

También es probable, agregó el economista, que esa decisión no sea pública, sino que se opte por postergar por un buen tiempo el veredicto respecto del futuro financiero de la Argentina. Un futuro que, según comentó un analista desde un banco de inversión en Londres, se parece demasiado al de otros países que terminaron devaluando, como México, Brasil, Rusia y la mayoría del sudeste asiático.

La enseñanza que brindan estas experiencias es que el régimen monetario debe cambiarse mientras el país tiene reservas. Si se cumple con esta condición financiera, luego hay que construir una fuerte coalición política y un banco central sólido para evitar que la situación se vaya demasiado fuera de control.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.