Aftosa: habían ingresado 10.000 cabezas

La cifra sólo registra lo ocurrido este año y podría llegar al doble; una decena de ciudades formoseñas era puente de ingreso
(0)
23 de agosto de 2000  

Al menos 10.000 cabezas de ganado paraguayo ingresaron en forma ilegal en el país durante este año y se cree que ese número podría llegar a 20.000, según datos a los que accedió La Nación y que muestran el alto riesgo que representan para las condiciones sanitarias en la frontera Norte, donde se desató hace dos semanas la crisis de la aftosa por el contrabando de animales en pie.

Desde abril del año último, cuando la Argentina dejó de vacunar contra la aftosa, está prohibido el ingreso de animales en pie desde Paraguay. Pero durante muchos años ese comercio fue un gran negocio para los argentinos, debido a las diferencias de valor entre la hacienda paraguaya y la local. Además, no sólo la disparidad de precios era un fuerte incentivo para el negocio, sino también la evasión impositiva alentaba ese comercio.

Aunque la situación de la aftosa parece controlada desde el punto de vista sanitario, lo que más preocupa al Gobierno es el circuito interno que tienen los ejemplares una vez que traspasan la frontera, porque eso implica mucho más que los controles que pueda efectuar el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para evitar el regreso de la aftosa.

La ramificación de estas asociaciones tiene varios puntos en el país, y están todas relacionadas con las provincias típicamente ganaderas, como Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos.

Incluso se menciona con insistencia la vinculación de ganaderos argentinos, que tendrían explotaciones en Paraguay y en la provincia de Buenos Aires para concretar estas operaciones.

El centro del negocio

Por el momento, en las esferas oficiales no se quiere develar los nombres de quienes forman parte de la trama. Sólo se citan ciudades formoseñas donde se practicarían el contrabando y el blanqueo de la hacienda.

Una decena de ciudades de esa provincia norteña actúa como "puente" para el ingreso de los animales, y entre estas localidades se pueden citar Pilcomayo, Fortín Güemes, Libertad, San Carlos, Posta Cambio, Bona Vista y San Martín II, entre otras.

¿Cómo es el procedimiento? Los animales ingresarían en forma ilegal con un permiso de expedición (documentación paraguaya) para ser trasladados a campos argentinos, donde son "blanqueados" y registrados con marcas locales para comercializarlos en el país.

Se sospecha que personal de Gendarmería podría estar vinculado con la maniobra.

Algunas de las propiedades donde se "nacionalizarían" los ejemplares "importados" están ubicadas en la localidad de Pirané, siempre en la provincia de Formosa, y así se obtendría el Documento de Tránsito de Animales (DTA), que le permite movilizarse con facilidad en todo el territorio.

Denuncia en la AFIP

Una de las acciones que emprenderá el Senasa en las próximas semanas es enviar una denuncia a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para que investigue en Formosa la relación entre vientres y terneros existentes, datos que podrían cruzarse con las declaraciones juradas de los ganaderos.

Se teme que haya muchos más terneros que madres, lo que probaría el ingreso ilegal de terneros, como se sospecha.

Según comentó el titular del Senasa, Oscar Bruni, se investigarán "los Documentos de Tránsito de Animales (DTA) otorgados, porque eso determinará hacia dónde van las tropas".

El funcionario dijo que se ofrecerá a todos los organismos judiciales y fiscales "toda la información disponible a la fecha para aportar elementos a la investigación".

La falta de datos estadísticos oficiales sobre la ganadería nacional también conspira para frenarles el camino a quienes manejan el lado oscuro del negocio de la carne.

El último censo nacional agropecuario se realizó en 1988, y ahora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) anunció que este año se actualizarán esos datos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.