Aftosa: positivo balance de la misión europea

Pero no hay decisión sobre la reapertura
Franco Varise
(0)
1 de diciembre de 2001  

Entre el optimismo y la cautela se debatían ayer las versiones sobre el resultado de la misión sanitaria de la Unión Europea (UE) que auditó durante las últimas dos semanas la situación de la fiebre aftosa en el país.

Sin dar una definición, los seis veterinarios europeos estuvieron reunidos toda la mañana de ayer con el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Bernardo Cané, para brindarle un informe preliminar que podría presentarse ante el Comité Veterinario de la UE la semana próxima.

"Queremos destacar el enorme trabajo realizado desde la misión anterior y los significativos avances que se han hecho en un período tan corto", expresó el jefe de la misión sanitaria, el italiano Luca Farina, al presidente del Senasa durante el encuentro, pudo saber LA NACION.

Sin grandes objeciones

A pesar de que no hubo una declaración oficial al respecto, altas fuentes del Senasa señalaron que los técnicos europeos "no hicieron grandes objeciones y sólo repararon en algunos detalles".

Tanto el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Marcelo Regúnaga, como el titular del Senasa prefirieron mantener el silencio de radio porque, según algunos de sus colaboradores, no quieren ejercer presión sobre la decisión del Comité Veterinario de la UE, que se reúne todos los martes en Bruselas.

En rigor, los funcionarios argentinos abrigan la esperanza de que de ese cónclave técnico surja la autorización sanitaria para retomar los embarques de carnes a partir de enero próximo, como lo había afirmado Cané.

Pero, según fuentes cercanas al titular del Senasa, los inspectores de la UE no confirmaron que el caso argentino será tratado en forma rápida, como sí ocurrió con Uruguay.

De esta manera, se negó la afirmación de que "la Argentina ya está habilitada para continuar siendo uno de los proveedores de carnes bovinas al Viejo Continente", según una fuente de la industria cárnica citada por la agencia de noticias Télam.

"Aparentemente no va a haber un fast track -decisión rápida- como ocurrió recientemente con Uruguay", comentó un analista del sector, si bien manifestó que en el ambiente reina el optimismo.

"La situación de Uruguay era diferente a la de la Argentina porque la misión sólo verificó el cumplimiento de algunos aspectos y acá se hizo una auditoría en serio", explicó, por su parte, el presidente de la Asociación de la Industria Argentina de la Carne (AIAC), Héctor Salamanco. "Entiendo que los resultados de la misión han sido positivos, pero desconocemos los procedimientos que siguen ahora a la inspección", dijo.

En tanto, el presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), Miguel Schiariti, afirmó que los inspectores europeos habían deslizado algunas observaciones acerca del plan de vacunación del ganado, pero que en referencia a la auditoría en general "el clima es de confianza".

Historia

El mercado europeo es el principal destino de las exportaciones de carnes argentinas: más de 460 millones de dólares al año.

En los últimos nueve meses, la industria frigorífica local afrontó un importante quebranto, con pérdidas que ascendieron a los 50 millones de dólares mensuales.

Al mismo tiempo, el precio que se le paga al productor por su hacienda registró un fuerte derrumbe por la escasez de una demanda exportadora.

Vale recordar que las autoridades argentinas de ese entonces cayeron en descrédito ante los mercados por ocultar durante siete meses la presencia de animales enfermos en el país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.